¿Sin que cosas no podemos vivir?

HAY OBJETOS QUE SI NO LOS TENEMOS PARECE QUE NOS FALTA HASTA EL OXÍGENO.
25 Abril 2017 · Susana

Hoy en día todos estamos rodeados de objetos que almacenamos y apenas utilizamos solo por el mero hecho de que en algún momento lo quisimos  por el consumismo voraz que todos practicamos. Pero, ¿cuáles son los objetos sin los que no podrías vivir conociendo su existencia?, ¿estarías dispuesto a pasar sin ello 24 horas para probar si eres dependiente o no? A continuación analizaremos cuales son los objetos que necesitamos todos los días.

Objetos sin los que no podemos sobrevivir cuando conocemos su existencia

Internet, ese gran invento que una vez que lo probamos, lo controlamos y sabemos todo lo que podemos conseguir con conexión no podemos soltarlo. El día que el módem deja de funcionar en casa nuestro mundo se paraliza y entramos en una pequeña depresión que solo se disipa cuando el módem vuelve a la vida. Una situación de ansiedad parecida se da cuando nuestro móvil solo encuentra cobertura "E" o "GPRS" y apenas podemos enviar nada.

 

La cama, en algunos casos da igual la cama que sea pero en ocasiones solo podemos vivir sin nuestra cama. Ese lugar donde nos sentimos a salvo y calentitos de donde los domingos no queremos salir ni por todo el oro del mundo. Ese lugar que alberga los mejores y los peores momentos de nuestra vida. Los mejores cuando estamos en la etapa de sueño REM, que aunque no lo recordemos es el mejor momento de nuestro día; y los peores momentos porque cuando estamos enfermos o tristes siempre acabamos en ella tirados. Cada uno tiene su cama perfecta: dura como una tabla, blanda donde desaparecer, con zonas como mares con olas, que se eleven la cabeza o los pies...infinidad de posibilidades, pero acaban siendo uno de los mejores lugares del mundo.

Agua caliente. Todos alguna vez en nuestra vida nos hemos tenido que duchar con agua fría en una época del año en la que no era muy recomendable hacerlo, pero no teníamos más remedio. Esta situación nos hizo pensar en lo necesaria que es el agua caliente en nuestra vida y que no queríamos a volver a vivir sin ella jamás. Porque ya lo decían nuestras abuelas "un buen baño de agua calentita lo cura todo".

La música. Seguro que no hay día que no escuches alguna canción ya sea en tu lista de reproducción, en la radio, en el restaurante, en una tienda...Todos estamos en contacto con la música de forma continua. "La música amansa a las fieras" y a los no tan fieras. Estemos tristes, contentos, melancólicos, enfadados, agobiados...escuchamos música. Siempre que tenemos tiempo libre nos gusta escuchar alguna canción de fondo que nos amenice la tarde, para hacer deporte, para darnos un baño relajante, mientras trabajamos...en un millón de situaciones.

Móvil. ¿Quién en algún momento de su vida no ha creído perder el móvil y ha sufrido un micro infarto? Todos. Si nos preguntan la mayoría contestaremos que no sufrimos dependencia del móvil porque podemos pasar 24 horas sin él, y en realidad es verdad, pero nos costaría la vida hacerlo y no nos merece la pena el riesgo. De hecho, el 70% de los usuarios afirman que les costaría vivir sin Internet y sin móvil. Y eso es así, los niños ya no vienen con un pan debajo  del brazo sino con un Smartphone.


Vitrocerámica/Horno/Microondas/Gas. Si en alguna ocasión os habeís ido de camping y habeís olvidado el camping gas conoces la desesperación de no poder comer ninguna comida caliente ni cocinada en días. Hay ciertas comidas que no se pueden comer frías y debemos calentarlas y el fuego un sábado con los amigos en una barbacoa está bien pero no todos los días.

       


Nevera. Al igual que hay ciertos alimentos que no se pueden tomar fríos hay otros que se deben ingerir fríos. Donde guardaríamos los helados, las cervezas para que esten fresquitas, la comida que compramos de más y queremos conservar para mas adelante, esos hielitos que vienen bien en verano... Si en alguna ocasión has ido a un hotel y al llegar a la habitación has querido guardar algo en la nevera o en el congelador para conservarlo y no has podido por su inexistencia comprenderás que la nevera esté en el puesto número siete.


Televisión, cine, series... Todos nosotros a lo largo de los últimos años hemos sido seguidores de grandes series, y cuando digo todos, es todos. Ya sea desde el móvil, desde la tablet, en la televisión, online... Ya seamos jóvenes, mayores, niños, entre jóvenes y mayores, de un país o de otro, de una lengua o de otra... Todos hemos sentido la necesidad de engancharnos a una serie o program de televisión con el que reunirnos una vez o dos o todos los días para distraernos de la actividad cotidiana.

 


Coche. Más de uno dirá que es "cochedependiente" y "hater" del transporte público, y con razón. Razón si vives lejos y tardas más en llegar a los sitios de lo que vas a estar en ellos, razón si te agobias en sitios cerrados con mucha gente y razón si te toca correr siempre porque los horarios de los diferentes transportes que coges nunca están coordinados. Pero no todo es color de oro. Cuando no encuentras aparcamiento y te tienes que "comer" el coche o en su defecto meterlo en un parking donde el minuto si vale oro, o cuando te topas con minutos interminables de atasco que se pueden convertir en horas.


Café. Sabemos que el café no es del agrado de todos y que los que lo odian piensan que no debería estar en esta lista, pero el resto, que son muchos, piensan que es algo necesario en su día a día para poder sobrevivir a la rutina. Hasta el punto de considerarse una droga por ser adictivo.

OBJETOS QUE TENEMOS EN CASA Y NO UTILIZAMOS

Los objetos anteriores son necesarios para nuestra existencia, ¿pero cuáles son innecesarios?. A continuación una lista de objetos que en una limpieza general siempre acaban entrando en la lista de los "sí" y salen de casa.

  • Libros

Si eres un lector boraz y cada semana lees uno o incluso dos libros es entendible que se pueda tener la casa llena de libros, pero aún así si no eres un coleccionista seguro que te desharías de más de uno. Hoy en día los libros de papel han quedado para coger polvo, decorar o sujetar otros objetos. La mayoría de la gente opta por eBooks que ocupan poco más que un libro de bolsillo.

  • Utensilios de cocina

¿Quién no tiene en su casa cajones de "por si acaso"?. Ese cajón en el que metemos todos aquellos utensilios que compramos alguna vez con la esperanza de usarlo para cocinar algo rico y novedoso en nuestra actividad culinaria pero que como mucho solo se usa una vez en la vida. En muchos de los casos, nos olvidamos de su existencia y cuando realmente lo necesitamos no nos acordamos de que los tenemos.

  • Recuerdos de viajes

Si te gusta viajar, como a la mayoría de la gente, te habrás dado cuenta que llegas a un punto en el que solo traes recuerdos a los más allegados. En los primeros viajes con la emoción empiezas a comprar recuerdos para todos hasta quedarte sin un solo céntimo, pero tras varios de ellos te das cuenta que realmente la gente solo los acumula en casa y pocos le dan uso. Siempre hay alguien que te dice "trae algun recuerdo", solución: decir que te quedaste sin presupuesto para recuerdos o que todo era muy caro. En pocas ocasiones puedes encontrar recuerdos realmente originales que valga la pena comprar.

  • Camisetas

Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido un cajón en casa con camisetas que nos han ido dando a lo largo de nuestra vida. Ya sean camisetas promocionales que acabamos teniendo por haber comprado un paquete promocional o a través de amigos que te las dejan y al final no sabes ni de quien son. El fin último de estas camisetas suelen ser para hacer trapos para limpiar o de pijama en verano cuando tienes todos tus pijamas en la lavadora.

  • CD's y DVD's

Todos aquellos que hemos nacido con el casete sabemos cuál es el triste final del CD y del DVD, la desaparición. Solo quedarán los más fuertes o aquellos que tengan fan incondicionables como puede ser el Blu Ray. El resto de ellos han pasado a decorar huertos y ventanas para espantar a los pájaros.

  • Bolsas y bolsos

Ya seamos hombre o mujer todos alguna vez nos hemos encontrado con una zona de la casa donde almacenamos bolsas de plástico de supermercados o tiendas. Y estas se multiplican de forma mágica hasta convertirse en un estorbo. En el caso de los armarios femeninos tenemos una zona de bolsos donde podemos encontrar alguno de cuando teníamos 15 años que nos parece horroroso hoy en día pero que en su momento fue lo más.

  • Equipamientos para hacer deporte

Tras el boom de la moda por el running, muchos fueron los que decidieron comprarse todo tipo de complementos deportivos para convencerse a si mismos de practicarlo, pero muchos de ellos no lo consiguieron. Seguro que esa vena optimista por la práctica de deporte ha llevado a más de uno a comprar pesas, esterillas, cintas... para decorar la casa porque solo se acaban usando en una ocasión y como mucho dos.

 

 


Noticias relacionadas