¿Sabes cuáles son las colecciones más raras del mundo?

07 Junio 2016 · Ander Uribe

¿Eres de los que les gusta coleccionar cosas? En el mundo del coleccionismo, uno se puede encontrar todo tipo de personas que coleccionan productos extraños o poco comunes para la mayoría de los mortales. Hoy vamos a repasar algunas de las colecciones más llamativas. ¡No te lo puedes perder!

 

Las Colecciones más raras del mundo

1.- Pelusa en el ombligo

Graham Barker es un australiano que colecciona todas las pelusa de su ombligo desde el año 1984. Durante todo este tiempo ha conseguido almacenar más de 22 gramos en ese período de tiempo. Igual hay que enviarle todas nuestras pelusas del ombligo.

2.- Colección de penes

Habéis oído bien, un islandés llamado Sigurdur Hjartarson, abrió en 1997 un museo para mostrar a la gente una de las colecciones más llamativas que pueden existir en el panorama actual. Tiene 143 penes de 41 mamíferos. Su museo se conoce como la Faloteca Islandesa, y en 2011 consiguió un ejemplar de pene de un homo sapiens, donado por un amigo suyo fallecido.

 

3.- Conos de tráfico

Un inglés, David Morgan podría prestarle a la guardia civil alguno de los más de 137 conos diferentes que tiene para hacer sus controles de alcoholemia. Para hacernos una idea de la dimensión de su coleeción, posee más de dos tercios de los distintos tipos de conos que existen en la actualidad.

 

4.- Señales de no molestar

JeanFrançois Vernetti, es un suizo que lleva coleccionando desde 1985 más de 11.111 muestras diferentes del cartelito de “no molestar” de hoteles de todo el mundo. Por hacer esto, quizás le habrán molestado en momentos poco oportunos.

 

5.- Comida quemada

Deborah Henson-Conant fundó el museo de Comida Quemada en Arlington, Massachusetts (Estados Unidos). A finales de 1980, a esta mujer se le quemó la comida y tuvo la idea de crear un museo dedicado a esto. Suelen hacer exposiciones  temporales por temáticas. Si vais, podéis encontrar sartenes quemadas y muchos alimentos en este estado. Si se os quema la comida, enviarla a este lugar.

6.- Excrementos de animales

Este tipo de colección quizás os disguste un poco, básicamente coleccionar la "caca" de animales no es algo agradable la verdad. Para vuestro gozo (o no), informaros que este museo está cerrado en la actualidad. Se podía ver en el Museo de Literatura en Himeji (Japón), y aquí estaban expuestos distintos excrementos de animales (cebras, jirafas, elefantes, hipopótamos, conejos, etc).

 

7.- Etiquetas de plátanos

Becky Martz se guardó las etiquetas de todos los platános que se fue comiendo a lo largo de su vida, y comenta que tiene más de 12.000 stickers de este tipo en su haber. Desde luego con tanta banana tendrá energía de sobra para proseguir con su colección.

 

8.- Pelo de famosos

¿Os imagináis al típico fan que va a ver a los famosos y siempre lleva unas tijeras para cortarles un trozo de pelo? Afortunadamente no suelen verse y el coleccionista de pelo de celebridades y figuras históricas, John Reznikoff, no hace ese tipo de cosas. Este coleccionista tiene cabellos de Abraham Lincoln, Edgar Allan Poe, Albert Einstein y Marilyn Monroe.

 

9.- Jarras de cerveza

Si hablamos de colecciones de cervezas, nos tenemos que desplazar hasta Alemania, para conocer Heinrich Kath, que tiene aproximadamente 20.000 jarras de cerveza. Lo curioso es que no bebe cerveza, pero desde 1997 ha estado juntando jarras en las que se sirve este jugoso zumo de cebada.

 

 

10.- Collares de perro

El mejor amigo del hombre, también puede ser objeto coleccionable, en concreto el collar que debemos ponerles a todos los perros. Desde el siglo XVI, la familia de Gertrude Hunt los colecciona y por lo visto, cuenta con más de cientos.

 

 

11.- Cajetillas de tabaco

Su casa parece un estanco, pero en realidad, el chino Wang Guohua, lleva desde 2003  coleecionando cajas de cigarrillos. La colección incluye 30.000 cajas de cigarrillos de más de 100 zonas de producción que abarca más de 10 países. Su habitación no es apta para ex-fumadores, ya que la tentación puede ser muy grande.


 

12.- Cartas de comodín (Joker)

Tony De Santisun mago italianoes propietario de la mayor colección de comodines. Desde luego que se puede decir que este coleccionista, siempre tiene un "as en la manga" ya que tiene una colección de 8.520 cartas únicas de comodines. 

 

 

13.- Patitos de goma

Hammer Vali tiene la mayor colección del mundo, con más de 3.000 ejemplares. Desde luego que sus baños no serán nada aburridos.

 

14.- Barras de jabón

Lamentablemente, Carol Vaughn, nacida en el Reino Unido, falleció en 2011. Esta mujer coleccionaba pastillas de jabón, y tenía más de 5.000 barras de todo el mundo. La higiene siempre sería un factor importante en su vida.

 

15.- Rollos de papel higiénico

Una señora americana de Connecticut emplea su tiempo libre coleccionando rollos de papel higiénico.

 

16.- Muñecos de Santa Claus

Seguro que Sharon Vaughn será una gran amante de la navidad, de hecho, tiene una colección de 6.000 muñecos de Santa Claus.

 

 

17.- Dispensadores Caramelos

Ron Hood guarda en su sótano una colección de más de 3.000 de estos dispensadores. Una colección no apta para amantes del azúcar.

 

 

18.- Muñecas Barbies

Conocido a sí mismo como “El Hombre Barbie”, Stanley Colorite, tiene su habitación repleta de estas muñecas. Algunos de los modelos que tiene cuestan varios miles de dólares. Dispone de todo tipo de productos de esta muñeca, desde casas, coches y tan bien al famoso novio de Barbie. ¿Sabrás ya cuál es su color favorito no?

 

19.- Tablas de Surf

Con 647 tablas de surf, Donald Dettloff es el rey absoluto del mundo del surf, y como no podía ser menos, las tiene en Hawaii. ¿Habrá ido a ver su colección el surfista Kelly Slater?

 

 

20.- Chicles

Barry Chappel, mascó 95.200 chicles a lo largo de muchos años y los amasó en forma de una gran pelota de unos 50 centímetros de diámetro. Por la foto, parece que siempre escogía el mismo sabor, ¿no creeis?

 

Evidentemente nos dejaremos más coleccionistas raros que hay por todo el mundo, pero esto os servirá para daros cuenta de las extravagancias del ser humano.

 


Noticias relacionadas